Cuenta de cheques en dólares 

Público Objetivo:     

• Personas físicas en la zona fronteriza del norte de nuestro país y Personas Morales en todo el territorio nacional.

 Características:

• Efectivo instrumento para administrar los recursos en dólares con facilidad de disponer de ellos en todo momento.

• Liquidez inmediata mediante a través de una chequera.

• Estado de cuenta  mensual envío por paperless o a domicilio

 Ventajas

• Solución complementaria para empresas que, por la naturaleza de su negocio, requieren un instrumento para realizar transacciones en dólares.

• Facilidad de acceso por monto de apertura y saldo promedio accesible.

• Acceso a la banca por Internet a través de BajíoNet, en donde podrás realizar consultas y transferencias a cuentas en dólares.

• Acceso a Banca telefónica gratuita.

• Acceso a BajioNet móvil (solo perfis)

• Recepción de remesas en dólares.

• Reducción de riesgo  por fluctuaciones cambiarias.

• Operación de movimientos través de un medio seguro: BBDivisas.

•  Estado de cuenta mensual envío por paperless o a domicilio.

Tener una cuenta Dólar es fácil y sencillo, solo necesitas:

Personas Físicas:

1. Identificación oficial con fotografía vigente (credencial IFE, Pasaporte, Cédula profesional, Matrícula Consular o cartilla del SMN con antigüedad no mayor a cinco años).

2. Comprobante de domicilio diferente al documento de identificación (recibo de luz, agua o teléfono con antigüedad no mayor a 3 meses).

3. Cédula de la Clave Única del Registro de Población (CURP).

4. Forma de migración FM2 vigente para extranjeros.

Personas Morales:

1. Copia certificada ante Notario Público del Acta Constitutiva.

2. Modificaciones y nombramiento de apoderados

3. Identificación oficial de los apoderados

4. Cédula del Registro Federal de Contribuyentes de la persona moral y de los apoderados.

5. Comprobante de domicilio.


Si tiene alguna duda, por favor comuníquese a nuestro Call Center donde con gusto lo asesoraremos. 

 
El IPAB protege tu ahorros hasta por 400 mil UDIS de las obligaciones garantizadas, por persona y por Institución Financiera, en los términos establecidos por la Ley de Protección al Ahorro Bancario.